Comunicado de la comunidad europea pro transparencia en el primer Día oficial del Acceso a la Información

Madrid, 28 de septiembre 2016 – En el primer día oficialmente reconocido como Día Internacional del Derecho a Saber

[1], los grupos de la sociedad civil europea que trabajan a favor del derecho de acceso a la información han mostrado su preocupación por cómo la falta de transparencia gubernamental está perjudicando los procesos democráticos y por lo tanto suscitando la desconfianza y el surgimiento de populismos demagógicos en Europa.

El estudio reciente por parte de las organizaciones de la sociedad civil del proceso de acceso a la información ha demostrado que, aunque ha habido algunos progresos en este campo –existen actualmente 111 leyes de acceso a la información en todo el mundo y los gobiernos publican regularmente datos clave sobre sus gastos y servicios- sigue habiendo graves deficiencias en la transparencia de la toma de decisiones que ocultan del escrutinio público gran parte de la actividad gubernamental.

Los grupos denunciaron que uno de los mayores obstáculos para la apertura de los gobiernos es la falta de registros adecuados: no se conservan ni las listas ni las actas de las reuniones de los funcionarios públicos, no hay rastro de las conversaciones con los lobistas y las decisiones se toman sin justificaciones ni pruebas apropiadas.

Otro problema grave es el abuso de las excepciones a la ley de acceso a la información, y sobre todo la utilización del pretexto de la privacidad para ocultar las actividades de los representantes públicos en el desempeño de sus funciones públicas, como es el caso de su participación en reuniones o sus gastos en viajes.

La sociedad civil europea se muestra especialmente preocupada por la falta de transparencia tanto a nivel nacional como de la UE en las decisiones que afectan al público en general. Los grupos citaron la negativa de la UE de publicar los documentos sobre la legalidad del acuerdo UE-Turquía sobre los refugiados (marzo 2016) como un caso en el que la apertura permitiría un debate basado más en hechos que en el discurso xenófobo y tendencioso.

Los grupos criticaron estos fallos básicos en trasparencia, mencionado que este año también se celebran los 250 años desde que se adoptó la primera ley de libertad de información, la ley sueca de 1766, y que todos los organismos internacionales de derechos humanos, incluyendo el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Comité de Derechos Humanos de la ONU, además de los tratados de la UE y muchas constituciones nacionales, reconocen el acceso a la información como un derecho fundamental.

Sabemos que un gobierno bueno es un gobierno abierto”, declaró Helen Darbishire, Directora de Access Info Europe, “pero todavía vemos mucha resistencia a una apertura real y demasiadas sombras y rincones oscuros dentro de las autoridades públicas”.

No es tanto un problema de tener algo que ocultar, como corrupción o ineficiencia”, añadió Guido Romeo de Diritto di Sapere, “en muchos países, lo que vemos es más bien que los funcionarios públicos no aceptan aún que tienen que rendir cuentas a la ciudadanía, a los votantes que los eligen y mantienen las arcas públicas con sus impuestos”.

El derecho de acceso a la información de interés público es imprescindible para que los periodistas puedan ejercer su papel de manera efectiva. Cuando este tipo de información se publica a través de filtraciones, ya sean de organismos públicos o privados, debe de existir una protección tanto para los periodistas como para los denunciantes”, declaró Renate Schroeder, Directora de la Federación Europea de Periodistas (EFJ en sus siglas en inglés).

Los 16 grupos han hecho un llamamiento a la acción inmediata para invertir esta situacióna través de procesos como la mejora del acceso a la información en la práctica, el avance de los compromisos nacionales bajo la Alianza de Gobierno Abierto, y la firma y ratificación de el Convenio del Consejo de Europa sobre el Acceso a los Documentos Oficiales, el primer tratado vinculante del mundo sobre el derecho de acceso a la información.

Organizaciones:
Access Info Europe, España/Europa
Access to Information Programme, Bulgaria
Citizens Network Watchdog Poland, Polonia
Fundación Civio, España
Diritto di Sapere, Italia
Fundación ePanistwo, Polonia
Federación Europea de Periodistas, Europa
Funky Citizens, Rumanía
Justice and Environment, Europa
Fair-Play Alliance, Eslovaquia
Freedom of Information Forum Austria, Austria
K-Monitor, Hungría
GONG, Croacia
N-Ost, Alemania
Open Knowledge Foundation Deutschland, Alemania
Request Initiative, Reino Unido
Right to Know Ireland, Irlanda
Spinwatch, Reino Unido
Vouliwatch, Grecia

Para más información contacta con:

Helen Darbishire | Access Info Europe
Envía un e-mail o llama al +34 913 656 558

Notas para los editores:

[1] El Día Internacional del Derecho a Saber fue establecido por las organizaciones de la sociedad civil en septiembre de 2002 y lleva 14 años celebrándose a nivel mundial. Fue reconocido oficialmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 2015.
Share This