Madrid/Ginebra, 17 de noviembre de 2015 – La falta de información sobre el número de migrantes y solicitantes de asilo detenidos en toda Europa está impidiendo un debate público informado al respecto; esta es la principal conclusión del informe de Access Info Europe y el Global Detention Project tras la presentación de solicitudes de acceso a la información y análisis de las respuestas en 33 países.

El informe se publica al mismo tiempo que los jefes de gobierno de la UE se reúnen en Bruselas para la última cumbre del año en la que la migración está siendo un tema clave a tratar. La falta de información disponible al público sobre la escala y la naturaleza de las detenciones es especialmente preocupante en estos momentos en los que Europa busca restringir la llegada de refugiados.

En el informe publicado hoy, “Los invisibles: detención de inmigrantes y demandantes de asilo en Europa”, las dos organizaciones revelan que de los 33 países analizados (31 en Europa, más Canadá y los EE.UU.), sólo seis – Hungría, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Eslovaquia y Suecia – proporcionan información completa sobre las ubicaciones de los centros de detención y el número de migrantes detenidos, incluidos los menores y solicitantes de asilo.

Sorprendentemente, Alemania respondió que no poseía ninguna de esta información, ya que se lleva a cabo a nivel Lander. Eslovenia fue incapaz de responder a la pregunta sobre el número total de migrantes en detención.

Incluso cuando los funcionarios podrían proporcionar estadísticas sobre el número de personas detenidas, una serie de países – entre ellos Finlandia, Irlanda, los Países Bajos y Suiza – no pudo proporcionar cifras sobre los solicitantes de asilo detenidos, declarando que no tienen datos desagregados respecto a los motivos de la detención.

“Dada la escasez de datos aparentemente recogidos por algunos gobiernos europeos sobre esta cuestión, debe ser un reto dar forma a las políticas públicas apropiadas o evaluar la eficacia de las existentes, tanto a nivel nacional como regional”, dijo Michael Flynn, Director Ejecutivo de Global Detention Project, con sede en Ginebra.

Un particularmente preocupante hallazgo del estudio fue la falta de información acerca de los menores detenidos. Un total de 19 de los 33 países no proporcionó un desglose de las cifras de los menores no acompañados y acompañados de detención.

Otro hallazgo de la investigación ha sido que, incluso cuando se proporcionaron datos, éstos se encuentran mal organizados y almacenados en una variedad de formatos en los que era difícil realizar algún tipo de comparación. Por ejemplo, Grecia proporcionó datos sobre el número de arrestos (76,878 en 2012), pero no los números de personas realmente detenidas en prisión ni el periodo de tiempo de las detenciones.

“Con los gobiernos de la UE y la Comisión Europea ahora hablando de normas de detención más flexibles para manejar los recién llegados, es esencial que tanto los propios gobiernos como las organizaciones independientes de derechos humanos dispongan de datos precisos sobre las condiciones en que se encuentran detenidos los migrantes”, añadió Helen Darbishire, Directora Ejecutiva de Access Info Europe, con sede en Madrid.

El informe evidencia imprecisiones en el recuento la detención de migrantes por parte de diferentes países europeos. Por ejemplo, la República Checa proporcionó datos sobre los centros de detención y centros de acogida donde se alojan los menores. En respuesta a una pregunta sobre la diferencia entre estas instalaciones, se nos dijo por correo electrónico que “la valla en un centro de detención es mayor que en un centro de acogida.”

Bulgaria, comentó a los investigadores que no tienen que proporcionar la información solicitada, ya que afirmaron que ésta es proporcionada por la agencia de estadísticas de la UE, Eurostat. Sin embargo, cuando el equipo del proyecto contactó con Eurostat para pedir esta información, la agencia dijo que no se recogen estadísticas sobre la detención de inmigrantes.

Una de las principales recomendaciones del informe es que la Unión Europea desarrolle una definición armonizada de lo que constituye “detención relacionada con la inmigración” y cómo deben ser categorizadas las instalaciones. La UE también debe establecer un mecanismo a nivel regional para la recopilación de estadísticas de detención de inmigración a fin de garantizar que todas las personas privadas de libertad en cualquier tipo de instalación por razones relacionadas con su situación migratoria sean contabilizadas.

“Como la respuesta de Europa a los grandes flujos de refugiados que llegan a sus fronteras se vuelve cada vez más restrictiva, es fundamental que seamos capaces de observar puntualmente lo que sucede a la gente cuando se tienen en custodia”, concluyó Michael Flynn.

El informe al completo (en inglés) está disponible aquí: alt

Para más información, por favor, contactar con:

Helen Darbishire | Access Info Europe
Envía un e-mail o llama al +34 913 656 558

Michael Flynn | Global Detention Project
Envía un e-mail o llama al +41 (0) 22 548 14 01