¿Qué es el derecho a saber?

Derecho a solicitar… Derecho a saber

Acerca del acceso a la información

En una democracia es esencial que las personas puedan acceder a una amplia gama de informaciones para participar de una manera real y efectiva en los asuntos que les afectan.

Los organismos públicos manejan mucha información en nombre del público. La información pertenece al público y ésta es la razón para que todos nosotros tengamos derecho de acceso a ella, ya que está puesta en las manos de los organismos públicos en cuanto “servidores del pueblo”.

El derecho de acceso a la información plantea dos obligaciones clave a los gobiernos. Primero, la obligación de publicar y repartir la información clave sobre lo que están haciendo los diferentes organismos públicos. Segundo, los gobiernos tienen la obligación de recibir las solicitudes de información del público y la obligación de responder, dejando, o que el público vea los documentos originales, o que reciba copias de documentos e informaciones en su poder.

El acceso a la información es un derecho humano fundamental que consta de dos partes:

Proactiva

La obligación positiva de los organismos públicos de proporcionar, publicar y difundir informaciones sobre sus principales actividades, presupuestos y políticas de manera que el público pueda saber lo que están haciendo, participar en asuntos públicos y controlar como se están comportando las autoridades políticas.

Reactiva

El derecho de todas las personas a solicitar a los funcionarios públicos información sobre sus actividades y algún documento que ellos tengan en su poder, y el derecho a recibir una respuesta. La mayoría de la información en poder de las entidades públicas tendría que estar disponible pero hay algunos casos en los que se oculta para proteger privacidad, seguridad nacional o intereses comerciales.

¿Puedo tener acceso a toda la información en poder de los organismos públicos?

No. El derecho de acceso a la información no es un derecho absoluto. Puede haber una información que podría causar daños si hecha pública, por lo menos en un momento dado. Para mayor información sobre las excepciones del acceso a la información haz click aquí.

¿Cómo puedo solicitar una información?

Acuérdate que tienes el derecho a solicitar informaciones sobre cuestiones de gobierno y el gobierno tiene que contestarte porque es tu derecho saber. Debido a las excepciones consideradas arriba, los gobiernos podrían no darte siempre la información pero tienen que contestar siempre a tu solicitud.

¿Quién puede hacer una solicitud?

Quien quiera puede solicitar informaciones a pesar de su nacionalidad y no hay necesidad de justificar el interés que tienes en la información, contestar a preguntas sobre la razón de la solicitud ni tampoco dar respuestas detalladas sobre quien eres o que quieres hacer con la información. De todas maneras, es buena idea facilitar un correo electrónico para que puedan contactarte más fácilmente.

¿Cómo puedo hacer mi solicitud?

Presentar una solicitud es fácil y no hay muchas formalidades. En la mayoría de los casos puedes presentar tu solicitud tanto escrita como oral y en el caso en el que solicites por escrito puedes hacerlo también por correo electrónico.

¿Qué debo decir en mi solicitud?

Tu solicitud tiene que ser lo más específica posible. En la mayoría de los casos no es necesario identificar un documento específico con una referencia formal (Italia es una exepción).
Si se trata de la primera solicitud que presentas es bueno escribirla relativamente simple y clara. De esta manera tendrás meyores posibilidades de recibir una respuesta rápida ya que siempre podrás hacer un seguimiento.

¿Cómo recibiré la información?

Puedes acceder a la información en diferentes formatos (revisión de los originales, copias, DVD, CD…). En casi todos los casos puedes solicitar un formato específico y tienes el derecho a recibir la información en éste mismo a no ser que sea imposible o demasiado caro. Debes especificar en la solicitud en que formato prefieres recibir la información.

¿Cuándo recibiré la información?

Los países tienen diferentes plazos para contestar a las solicitudes, notificar las prórrogas o emitir la denegación, plazo que oscila entre lo antes posible y un mes. Prórrogas en caso de solicitudes complejas: La mayoría de los países permite a los organismos públicos de extender el plazo si la solicitud es compleja. La prórroga generalmente oscila entre unos pocos días adicionales y un mes extra. En todos los casos el solicitante tiene que ser advertido del retraso y de las razones que lo hayan producido.

¿ Y si no recibo respusta a mi solicitud?

Tienes derecho a apelar si no recibes la información. Normalmente hay por lo menos dos fases en la apelación. Primero, apelar al organismo público que ha denegado la información o que no ha cumplido en proporcionarla. Verifica que dice tu ley nacional de acceso a la información aunque normalmente la carta de apelación tiene que ser enviada al jefe de la institución. En los países que tienen una buena ley de acceso a la información habrá un sistema claro para rellenar las apelaciones. El segundo paso de la apelación es recorrer o al tribunal o a la comisión de información si es que tu país la tiene.

Share This